miércoles, 25 de febrero de 2009

o tal vez no...

Yo no sé bien porque la gente teme tanto a los cambios...
Lo peor, es que solemos excusarnos detrás de baratas e incrédulas dudas.
Solemos decir eso de "yo no sería capaz de..." cuando ni siquiera nos lo hemos planteado, creemos saber ponernos en el lugar de la otra persona, alardeamos de tener empatía... pero, señores, ¿de que nos sirve si después no empatizamos con nosotros mismos? ¿por qué tanto miedo a lo nuevo y a lo diferente en nuestras vidas?

Andamos soñando con vidas que tienen otros -o que hemos visto durante un rato en la tele- envidiamos la vida del vecino, el coche del vecino, la casa del vecino...¡¡hasta la mujer del vecino!!, añoramos lo que no tenemos o quizá lo que creemos que es mejor -siempre lo del otro, por supuesto-.
pero ¿deberíamos dejar de crearnos mundos irreales, vivir nosotros en nuestras vidas y no en la de los demás?, entonces...¿Quién dice -o decide- que es lo correcto y que no?.
Quizá la mejor forma de continuar sin alterar-nos es seguir creyendo en el príncipe azul, que algún día vendrá y nos hará más felices y nos llevará a recorrer el mundo entero de su mano y, y, y...-y por supuesto dejará a la vecina por nosotras-.

Desde aquí, en mi pequeño mundo, te deseo la mayor de las suertes en tus nuevas andanzas, esta vez, por Portugal...¡adelante valiente!

por ahí andan diciendo que lo que más se echa de menos, es lo que nunca se tuvo...

7 comentarios:

  1. Cierto es, lo que más se echa de menos es lo que nunca se tuvo :). Muchas gracias por desearme suerte y también por alegrarte tanto por mi.

    Por mi parte decirte que nunca hay que dudar tanto, se permite la duda pero hasta cierto punto. Por dime de que sirve la duda cuando buscas la felicidad, eh? ;).

    Yo lo tengo muy claro, mi vida la voy a vivir como más me gusta, viajar, tocar música, conocer mundo y gente nueva... ahora, como viviras la tuya? :).

    Siempre hay que hacer un cambio, aunque sea un poco obligado.

    Un besote conciencia ^^.

    ResponderEliminar
  2. Los cambios se suceden con nuestro veneplacito o no, hay que saber aprovecharlos. Esta claro que nadie es igual que a los 15 años. Normalmente la mayoria de las veces los cambios se dan para bien, para mejorar, para aprender...

    Hay que saber aceptarlos.

    Y si se echan mas de menos las cosas que no se tienen por ese mismo echo, que no se tienen.

    un saludo ;) brillante entrada

    ResponderEliminar
  3. La gente está tomando patrones dia a dia de lo que ven en la tele, revistas, periódicos,etv.

    Que si el rico ese vive de esa forma, que si el otro rico es un vividor.

    Mientras una persona siga queriendo ser quien no es, no podrá encontrar su verdadero yo, y disfrutar de sí mismo que es lo más bonito que hay.

    Me encanta como escribes oyente del lagunero.

    Quien fuera ese lagunero

    ResponderEliminar
  4. la oyente del lagunero4 de marzo de 2009, 0:46

    Lo dice uno de los que más disfruta de si mismo;)
    eso me encanta de usted caballero -lo sabe-

    mua!

    ResponderEliminar
  5. De paseo... por tu PEKEÑO mundo, eres increible niña

    ResponderEliminar
  6. holaaaaaaaa :D por aki otra inmi jijiji estoy visitando tu blog. Ya me daré una leída rapidica por todo lo atrasado jiji MUAKS! (alicantina)

    ResponderEliminar
  7. Otra que se ha leído gran parte de tu blog :)

    Espero que vuelvas a escribir pronto.

    ResponderEliminar